Para  la elección  del  nombre  se  eligió  una terna de hermanos  fallecidos: el Hno.  Felipe maestro,  el  Hno.  Herberto María y el  Hno.  Noé Zevallos,  nombre que  finalmente  se  adoptó  porque  en  vida  mostró  una  permanente preocupación  por los  menos favorecidos.

Los  primeros días de  abril  de  1994 se presentó el  expediente ante  la USE Nº 02 mientras  se  inscribían  postulantes  para el  primer grado de primaria y el  primero de  secundaria.  El  26  de  setiembre  se  hace  realidad  el  funcionamiento  del colegio con  la  Resolución  Directoral  Nº 1130 teniendo  como  su  representante legal  al  Hno.  Máximo Sagredo y al  Prof. Nilo Cassana como director.