Historia

El  colegio  Hno.  Noé  Zevallos  Ortega se  crea  gracias  a  la  inquietud  de  Ios miembros  de  la  Fraternidad  Signum  Fidei,  principalmente  en  la  persona del señor  Gilberto  Cieza  de  León-Rojas  y  de  algunos  padres  de  familia  a  cuyos hijos se les daba clases de nivelación durante el verano.

En  1987  fue  reelegido  el  Hno.  Noé  como  Provincial  de  los  Hermanos  de  La  Salle en  el  Perú.  El  Sr.  Gilberto,  por la amistad  que tenía con  el  hermano Noé le mencionaba  frecuentemente  la  idea  de  crear  un  colegio  por  las  tardes  para  niños  de  bajos  recursos,  aprovechando  que  la  infraestructura  de  La  Salle quedaba  libre.  El  hermano  Noé  acogía  con  simpatía  esta  propuesta  pues siempre tuvo una “predilección especial  por los más pobres”.